25 de mayo de 2017

Remedio


Como el ají morrón,
subes mis defensas, corazón.
Eres como la moringa, 
me paras hasta la jeringa.

Como el té de tilo, 
luego "deee...", quedo tranquilo.
Como el ajo y la avena,
bajando mi colesterol eres buena.

Como al bicarbonato,
te necesito a cada rato.
Eres como la miel de abeja,
quien te prueba no te deja.

Como el perejil y la remolacha,
mejoras mi circulación si te agachas.
Me curas arriba, abajo y en el medio.
¿Ves? Sirves hasta para remedio.