6 de julio de 2016

Tal vez


Yo con Bunbury, tú con Sabina,
nuestro amor brotaba en cada esquina.
Mis libras demás y tu baja estatura
no eran problema al amarnos con locura.

La diferencia de edad no fue dilema,
lo nuestro florecía sin problema.
Tal vez nos criticó mucho la gente,
pero a José José le funcionó el 40 y 20.

Entre tus reclamos y mis excusas,
algo cambió y dejaste de ser mi musa.
Tal vez contigo mi cama seguía vacía,
no vibrabas conmigo ni con baterías.

El tesoro que hallamos en la mina
perdió valor y se volvió rutina.
Tal vez no era nuestro destino estar juntos
y el amor quedó sin tino, frío como un difunto.

Ni mis poemas ni tus escritores,
pudieron salvar nuestros amores.
Tal vez la vida nos de otra oportunidad
y aquel amor de nuevo se haga realidad.

4 de julio de 2016

A veces


A veces recuerdo que te olvido
y que te llevaste lo que dejaste conmigo.
A veces confundo lo dulce con lo amargo,
sin ti, adormecido en un letargo.

Desespero cuando enmudeces,
a veces.
Me desvelo si a mi lado no amaneces,
a veces.

A veces pienso "te he superado"
y que soy feliz aunque no estás a mi lado.
A veces callo y trago en seco,
si hablo contigo y solo escucho mi eco.

Sin ti, mi jardín no florece,
a veces.
Sin ti, mi alma envejece.
A veces, solo a veces.

31 de mayo de 2016

Lo entiendo perfectamente


Este perro llamado Lucas vive en un amplio lugar, pero con una cadena. Vive prácticamente solo, nadie lo visita. Lo entiendo perfectamente. Este perro le ladra a todo y no le ladra a nada, se molesta y se aburre. No tiene nada con qué jugar y juega con cualquier cosa. Lo entiendo perfectamente. 

Este perro puede asustar con su apariencia y aunque le digan "qué bonito, qué fuerte", lo hacen de lejos. Nadie se le acerca, como si fuese a morder con todo y cadena. Lo entiendo perfectamente. Este perro veía muchas personas, era popular y comía a la carta. Ahora solo oye autos pasar, se acuerdan de él cuando ladra y "come lo que hay". Lo entiendo perfectamente. 

Este perro era un buen candidato para "encatar" con hembras de su raza, todo el mundo quería un cachorro suyo. Ahora no lo miran ni las "viralatas". Lo entiendo perfectamente. Este perro llamado Lucas vive mi vida y yo vivo la suya. Si él supiera cómo vivo, me entendería perfectamente.

14 de mayo de 2016

Mi voto es para ti

No necesito 4 años para elegirte,
cada día decido preferirte.
No simpatizo por la reelección
pero contigo hago una excepción.

Quiero meter mi voto en tu urna
con una pasión loca y nocturna.
Con mi lengua marcaré tus casillas
hasta que sientas cosquillas.

No tengo ningún partido favorito,
prefiero el tuyo. El grande o el chiquito.
No solo mi dedo saldrá pintado,
cuando mi voto en tu urna haya entrado.

Mi lengua no te hará campaña sucia
aunque termine marrón, roja o fucsia.
Este conteo de votos no requiere cantidad,
si cumplo mis promesas de campaña con calidad.

Quiero que en estas elecciones
guardes en tu urna mis erecciones.
Para ti soy siempre bienvenido,
si con cualquier color te lo dejo partido.

Quiero darte placer en todos los colores
y te tragues mi boleta de muchos sabores.
Te lameré con una cruz, una equis o una raya
y te sentirás como flotando en la playa.

Te encantará esa experiencia,
pues meteré mi voto con conciencia.
Verás que no te hago daño
y no querrás esperar otros 4 años.