21 de enero de 2017

Cada noche


Adoro subir tus precipicios
y cada noche de mí, llenar tus orificios.
Y que nuestros cuerpos siameses
intercambien fluidos sin intereses.

Magistral es tu concierto de gemidos,
y tus espasmos me mantienen cautivo.
De posiciones hacemos un derroche
y de amor me embriagas cada noche.

Mis besos hacen que tu túnel se estreche,
y buscamos placer en el camino de la leche.
Cada noche contigo es fantástica,
porque solo conmigo eres multiorgásmica.

Nos complacemos en el mínimo detalle,
para que dentro y fuera de la cama nada falle.
Cada noche sofocamos nuestras ganas,
alcanzamos el mayor nivel de placer; el nirvana.

24 de noviembre de 2016

¿Y qué hago yo?


Tenerte y no tenerte, es un problema.
¿Y qué hago yo con tantos poemas?
Antes vivía en orden y ahora en desmanes.
¿Y qué hago yo con tantos planes?

No me divierto ni jugando Nintendo.
¿Y qué hago yo con las ganas que te tengo?
Confiando en mi memoria siempre pierdo.
¿Y qué hago yo con tus recuerdos?

Te sembré claveles y nacieron margaritas.
¿Y qué hago yo con tus canciones favoritas?
Mi cama sin ti no tiene sentido.
¿Y qué hago yo con este esperma retenido?

Quiero sexo solamente contigo.
¿Y qué hago yo con tantos preservativos?
Si mis suspiros inhalaban tu esencia.
¿Y qué hago yo sin tu presencia?

21 de noviembre de 2016

Maravillosa tragedia


Parece mucho más fácil
pensar antes de hablar.
Apostar a ser gracioso
y en ridículo quedar.

Gente que despeja toda duda
de materia gris faltante.
Detrás de un arma,
un micrófono o un volante.

Hasta con la boca cerrada
hay gente peligrosa,
Como una presentadora de televisión,
rubia y hermosa.


No hay duda, 
debe ser una bendecida.
Solo una de ellas 
hace esas cosas en la vida.

Esta hija predilecta de dios,
siempre en victoria, 
seguro se fijó 
en los exámenes de oratoria.

 ¡Tanta gente bien preparada!
Pero si no afloja, no consigue nada.
Rápido que suben las que pagan un ascensor.
Y más rápido las veo equivocarse en el televisor.

Nunca pensé que algo tan serio
fuese casi una comedia.
Cuando alguien agradece
por una maravillosa tragedia.

31 de octubre de 2016

Perfecta


La perfección no existe según los sabios,
lo dicen pues no han probado tus labios.
Para mi eres más que perfecta,
me delata mi carne erecta.

Camino sobre el agua al ver tus ojos,
mi ego se arrodilla ante tus antojos.
No hay necesidad de compararte,
de pies a cabeza eres una obra de arte.

Si acaricio tu pelo siento que vuelo,
contigo mis pies no tocan el suelo.
Cuando me aferro a tus caderas,
me llevas al cielo sin escaleras.

No hay problema en la edad o la distancia,
a lo que nos aleja le resto importancia.
¿Qué puede saber un hombre de perfección,
si no conjuga tus encantos en una sola oración?

Desde siempre tu admirador me he declarado,
esperando la oportunidad de estar a tu lado.
Con tus años juveniles eres una mujer completa.
Y les grito a todos que para mi eres perfecta.