5 de marzo de 2015

Mi vida...


Mi guitarra no tiene cuerdas,
mi boca extraña que la muerdas.
Mi cama ahora esta inclinada,
en tu lado ya no hay nadie, ya no hay nada.

Mi celular no tiene número favorito,
mi suspiro por ti es infinito.
Mis tragos de amor ya no son a diario,
es muy triste brindar en solitario.

Mi clóset esta medio vacío,
mi corazón se siente frío.
Mi memoria no guarda recuerdo alguno,
es imposible hablar de dos si falta uno.

Mi casa no es hogar si no estas conmigo,
mi mayor castigo es no estar contigo.
Mi vida es un viaje que ahora maldigo,
es regresar al mismo lugar, pero no contigo.

Mi tiempo no corre, tampoco vuela,
mi herida esta cerrada aunque por ti me duela.
Mi vida ya no es vida, solo un montón de años,
es imposible recordarte sin que me haga daño.

1 de enero de 2015

Un ángel llamado Raquel


Naciste para andar sobre el mundo,
usando tus alas en un vuelo profundo.
Con voluntad llegaste a sobrepasar,
lo que otros ni se atreven a intentar.

¿Para qué usar pies si tu espíritu vuela?
Eres indetenible. Le duela a quien le duela.
No hay límites para tu voluntad.
Tu sonrisa brinda paz y tranquilidad.

Siendo especial,  con mucho amor te trataron igual.
Eres una mujer hecha y derecha, un ser angelical.
Eres ejemplo de superación, repite una oración.
Me voy mas lejos, eres única. Digna de admiración.

Sin conocerte como quisiera, veo tu capacidad.
Tu fortaleza contrasta con tu sutil  femineidad.
Tu mirada huele a verde, el verde de tus ojos.
¿Quién no quisiera ser tu esclavo y complacer tus antojos?

Tu sublime belleza contiene una guerrera,
que no se rinde nunca, aunque otro quiera.
Eres más fuerte que yo, que aquella y que aquél.
Simplemente eres un ángel llamado Raquel.

25 de diciembre de 2014

Escribir sin musa



Escribir sin musa,
es fallar sin excusa.
Es buscar lo perfecto,
entre tantos defectos.

Es rezar con devoción,
sin creer en la oración.
Es orar sin esperar,
el milagro a realizar.

Escribir sin musa,
es creer en una ilusa.
Confiar en una intrusa,
querer a quien de ti abusa.

Encuentro mi mente difusa,
es difícil escribir sin musa.
Buscar lo puro en lo obsceno,
como un antídoto sin veneno.

10 de diciembre de 2014

La mujer que viaja


La mujer que viaja...
Hay que amarla cuando no trabaja.
Porque nunca tiene tiempo,
viajar es su vida, no un pasatiempo.

Gusta más del viaje que del destino,
disfruta tanto del agua como de un buen vino.
Siempre trae un recuerdo o una fantasía,
hay que complacerla esa noche y al otro día.

Con tenis y una mochila en su espalda,
poco la verás con tacos y minifalda.
Su sensualidad no esta escondida,
esta en su cerebro, en su carácter  y en su vida.

Lo que nos parece una locura,

para ella es otra gran aventura.
A ella lo que le gusta es viajar,
sola o acompañada, lo sabe disfrutar.

La pasa bien en pareja, familia o amigos,

sea en traje de baño, pijama o abrigo.
Una cámara y un buen libro son su equipaje,
Cada aventura es una fiesta y ellos son parte del traje.

La mujer que viaja...
en todos los ambientes encaja.
Es un sensual camaleón,
sonríe y se adapta a cualquier situación.