10 de diciembre de 2014

La mujer que viaja


La mujer que viaja...
Hay que amarla cuando no trabaja.
Porque nunca tiene tiempo,
viajar es su vida, no un pasatiempo.

Gusta más del viaje que del destino,
disfruta tanto del agua como de un buen vino.
Siempre trae un recuerdo o una fantasía,
hay que complacerla esa noche y al otro día.

Con tenis y una mochila en su espalda,
poco la verás con tacos y minifalda.
Su sensualidad no esta escondida,
esta en su cerebro, en su carácter  y en su vida.

Lo que nos parece una locura,
para ella es otra gran aventura.
A ella lo que le gusta es viajar,
sola o acompañada, lo sabe disfrutar.

La pasa bien en pareja, familia o amigos,
sea en traje de baño, pijama o abrigo.
Una cámara y un buen libro son su equipaje,
Cada aventura es una fiesta y ellos son parte del traje.

La mujer que viaja...
en todos los ambientes encaja.
Es un sensual camaleón,
sonríe y se adapta a cualquier situación.

5 de noviembre de 2014

Quemada, pero buena

Hay una parte de esa carne que se ve medio quemada, pero estaba igual de buena.

2 de noviembre de 2014

Apareció la prima Indhira

Hace muchos años que ninguno de la familia tenia noticias de Indhira, la prima que vivía con nosotros en el ensanche Ozama. Mas o menos unos 20 años sin saber de ella.

Y así, como si nada, de buenas a primeras tuve noticias de Indhira, porque otras primas la localizaron. Increíblemente vivía en Santo Domingo Este, al igual que casi la mayoría de la familia.

En el primer corito que teníamos, la invitamos. Y espero que sigamos así, para recuperar los años sin contacto.

Pueden ver la cara de contenta que tiene en la foto, la de color rosado.

27 de octubre de 2014

Mi corbata de calaveras

Mi corbata de calaveras es ideal para misas, cultos y demás eventos de fanáticos religiosos.

23 de octubre de 2014

Mi corbata de condones


Mi corbata de condones es buena para ir a actividades de Profamilia. Y con elegancia, ayudar a crear conciencia del beneficio de usar preservativos.

Nadie sabe cuantos Justin Bieber, cuantos Nicolás Maduro, cuantos Félix Bautista, ni cuantos Leonel Fernández no vinieron al mundo gracias a los condones.